UNIFORMES

1689: En la formación del Regimiento de Dragones de Steenhuysen el uniforme de nuestros Dragones era el siguiente:
Casaca larga amarilla “a la chamberga” con grandes vueltas, solapas, forros y golpes de estos últimos de color encarnado.
Camisa blanca, corbatín blanco.
Gregüescos amarillos.
Guantes de manopla.
Botas acampanadas de cuero de vaca en su color.
Sombrero chambergo negro o de color crudo con pluma roja.

Armamento: Espada, arcabuz largo con llave de pedernal, pistola de arzón, polvorera, mazo y piquete para amarrar la cabalgadura. El arcabuz iba sujeto por una bota bajo el borrén delantero en el costado derecho, y por una anilla que de la bandolera sujetaba el guardamanos. Sillas de los caballos de las llamadas españolas, con funda de cuero crudo, igual que los porta-mosquetones de los arcabuces y el resto del correaje de silla y brida. Mantillas amarillas con galón rojo.

Las libreas de los Tambores con los colores trocados. Los paños de los tambores, similares a los estandartes.

Los jinetes llevan el pelo caído “a lo nazareno” y bigote alzado con guías.

Los oficiales usaban bandoleras con el tahalí para la espada, de terciopelo carmesí con ribetes, golpes y, en ocasiones, flecos de oro o plata. Los sargentos mantienen la jineta en el hombro derecho como distintivo de su empleo.

ESTANDARTE

El Guión o Estandarte inicial del Cuerpo nos es desconocido. No obstante, los guiones de los Cuerpos de Dragones según la Ordenanza de 1638 eran de terciopelo carmesí, terminados en dos puntas redondeadas o farpas, con la cruz de borgoña en amarillo en el anverso y una imagen sagrada venerada por el Cuerpo en el reverso. En el caso de nuestro Regimiento la imagen sería la de la Inmaculada Concepción de María Santísima puesta sobre una nube azul, con un creciente y tres ángeles, todo ello sobre un sol de rayos dorado y ovalado. Tanto el anverso como el reverso estaban enmarcados por un galón amarillo oro. Por otra parte cada Compañía del Tercio tenía un guión en el que normalmente se reflejaba la heráldica del Capitán que la mandaba.

1702: Por las Ordenanzas de Flandes de 10 abril se dispuso que los soldados de Caballería de los ejércitos españoles vistieran de manera uniforme, es decir, el mismo tipo de traje para todos, clasificándose por colores las divisas de los Regimientos. Los oficiales se distinguen de los soldados por la calidad de sus uniformes, y aunque visten del color de su Regimiento, su vestuario no forma parte de las contratas reales, lo que les permite adornar las costuras, cuellos, vueltas y botonaduras de sus casacas con fantásticos bordados y detalles de moda, huyendo de la uniformidad que consideran exclusiva para inferiores y criados. De esta forma reflejan también su propia autoridad con independencia de cualquier otra divisa.

Las ordenanzas establecen el siguiente uniforme para los Dragones de Ferrar ¹:
– Gorro con casquete de paño verde, con una borla blanca de seda floja en la parte superior; frontalera de pergamino o cartón, revestida de paño de color encarnado y guarnecida de un galón de seda blanca (se adopta un modelo similar al de los granaderos de la infantería, que favorece el llevar el fusil colgado a la espalda).
– Casaca “redingote” de paño verde sin collarín, abrochada con una hilera de botones blancos; vueltas encarnadas; dragona de estambre amarillo en el hombro derecho.
– Chupa de paño encarnada.
– Calzón de paño encarnado, con medias de hilo y polainas con trabillas para encajar en el tacón de la bota y hebillas laterales.
– Botines de cuero flexible con trabillas, para favorecer los movimientos pie a tierra.
– Corbata de lienzo morlés, blanca y larga.
– Guantes de ante con manoplas.
– Los granaderos llevan en la bandolera un receptáculo especial para poder llevar encendida la mecha con la que prendían las de las granadas.

El equipo del Dragón estaba compuesto por:
– Bandolera ancha de ante amarillo con hebillas doradas, cruzada desde el hombro izquierdo al costado derecho y con un gancho de hierro para el arcabuz.
– Frasco de pólvora de madera de arce, pendiente de una correa estrecha que había de ir terciada del hombro izquierdo al costado derecho.
– Las balas y las piedras de repuesto ya no se alojan en las bolsas conocidas como «doce apóstoles» que colgaban del talabarte, sino que se aumenta a tal fin el tamaño de la cacerina (cartuchera), pendiente de una bandolera en el costado derecho.
– Cinturón de ante con cacerina al costado
– Biricú de ante para el sable y vaina para la bayoneta.
El armamento de los dragones consistía en:
– Fusil sujeto por una bota bajo el borrén delantero, y por una anilla que de la bandolera sujetaba el guardamanos en el lado derecho de la grupera.
– Bayoneta de doble filo con empuñadura de madera y vaina ajustada al ceñidor.
– Pistola en el arzón
– Sable corvo con empuñadura dorada y vaina de cuero guarnecida del mismo metal.

También se reglamentó su montura:
– Silla de dos borrenes cubierta por una piel de carnero negro que tapaba las pistoleras, excepto en los granaderos que era de color blanco, sirviendo esta piel para que el soldado durmiese en el campo.
– Mantilla, tapafundas y maletas de paño del color de la divisa con galón exterior de paño verde.
– Arneses de cuero en su color, y portamosquetón con zapatilla de cuero situado en el costado derecho delantero de la silla.

Todos llevan además una estaca y un mazo para atar el caballo cuando echan pie a tierra. Los tambores y pífanos usaban el color de su vestuario trocado con el del resto de su regimiento, es decir, las casacas eran de color encarnado y las vueltas, chupa y calzón de color verde, llevando además en el pecho y espalda la cruz roja de Borgoña roja y, colgando por detrás, falsas mangas. Los capitanes usaban una faja de hilo de plata anudada a la cintura, siendo las hombreras, como las del resto de la oficialidad, de cordón de oro.

1.- Tal era el nombre de nuestro Regimiento desde que en 1701 tomara el mando del mismo D. Nicolás de Ferrare.

 

1718: Los Dragones experimentan un profundo cambio en los uniformes, volviendo las casacas a ser amarillas, excepto en los tres Regimientos de origen valón, Belgia, Batavia y Frisia. Por tanto, el nuevo uniforme para Frisia 2 , fue el siguiente:

– Se sustituye el gorro de casquete por un sombrero acandilado negro, con galón de estambre blanco, presilla blanca y cucarda roja.
– Casaca azul con grandes solapas y vueltas rojas, abrochadas las primeras a cada lado con 9 botones.
– Tanto la tropa como los oficiales sustituyen las botas de piel por botines de cuero flexible negro, con jarreteras de cuero abrochadas al costado externo con hebillas y botones de hueso negro, estando prohibido el uso de las botas de montar.

Los Granaderos de Dragones pasaron a usar gorros de piel como los de la Infantería, con una manga de paño del color distintivo bordeada de un galón y terminada en una borla de lana blanca para la tropa y plata para sargentos y oficiales.

1721: Se sustituyen los cordones trenzados que los Dragones llevaban en el hombro derecho

En este año los Regimientos dejan de usar el nombre de su coronel para adoptar uno fijo, recibiendo el antiguo Stenhuyssen el de Regimiento de Dragones de Frisia por cinta de estambre blanco, y se suprime la faja de hilo de plata que llevaban los capitanes de Dragones.

1728: Se introducen varias modificaciones en los uniformes de los Dragones, volviendo Frisia a vestir casacas amarillas:
– Gorra baja redonda cerrada de piel de oso, con una manga larga amarilla cayendo a las espaldas, ribeteada de un cordoncillo y borla rojos.
– Casaca amarilla con collarín rojo vuelto, solapas estrechas del mismo color y cerradas de arriba abajo con 5 botones de estaño o latón; se recogen las caídas delanteras de los faldones sujetándolas atrás formando faldón.
– Corbatín redondo sin caídas; cinta de seda negra para atar la coleta, en lugar de la bolsa de pelo.
– Botas de montar negras, y en uniforme de villa medias blancas o rojas.
– Capa amarilla con esclavina, posiblemente con cuello vuelto rojo.
– Cartuchera terciada a la espalda pendiente de una bandolera ancha de cuero natural del hombro izquierdo al costado derecho, y con un gancho para sujetar la carabina.
– Espada de hoja ancha, recta y larga, con empuñadura de hierro y vaina de cuero; dos pistolas.
– Mantilla, tapafundas y maleta de grupa rojas, galoneadas en este mismo color y blanco.

Para los músicos, los colores de sus divisas y casacas se combinan de forma contraria a los de la tropa del Regimiento, mientras que los paños de los clarines y timbales han de ser de la tela, colores y adornos que tengan los Estandartes. Se ordena también que los caballos de los músicos sean de capa torda, para permitir su rápida identificación en el campo de batalla, y que sus plumeros sean de distinto color a los de la tropa.

Los oficiales usaban el mismo uniforme que la tropa, pero de un paño más fino, distinguiéndose por los cordones en plata sobre el hombro derecho y por el uso de fajas de paño galoneadas en oro.Los Portaestandartes usan una bandolera de terciopelo rojo, galoneado de oro y plata en función del color de los botones de la casaca, para llevar la enseña.

1737: Se varía el uniforme de los Dragones, quedando compuesto el de Frisia por:
– Sombrero acandilado ribeteado con galón ancho de estambre blanco, con presilla de lo mismo.
– Casaca amarilla sin solapas, con las vueltas y los forros rojos; collarín y chupa rojos; dragona listada en blanco y rojo pendiente del hombro derecho; los botones de estaño o latón. Calzón de paño amarillo.
– Botas de montar de cuero negro con espuelas de hierro; en uniforme de villa medias blancas o rojas.
– Cartucheras a la espalda, pendientes de una bandolera ancha de cuero natural, terciada del hombro izquierdo al costado derecho, y en ésta, un gancho para la carabina; frasco cebador sostenido por otra correa estrecha de ante, terciada del hombro derecho al costado izquierdo, formando cruz con la de la cartuchera.
– Mantilla, tapafundas y portamanteo en color rojo, galoneadas en este mismo color y blanco.
– Espada de hoja ancha, recta y larga, con empuñadura de hiero y vaina de cuero; dos pistolas.
Los oficiales usaban el mismo uniforme que la tropa, pero un paño más fino, distinguiéndose por los cordones en plata sobre el hombro derecho y por el uso de fajas de paño galoneadas en oro o plata.


ESTANDARTE

Por la Ordenanza de 12 de julio de 1728 (artículo 5o, libro 1o, título 3o), se ordenó que los Estandartes y Guiones de la Caballería y Dragones estampasen por un lado las armas reales y por otro un emblema de guerra. En esta Ordenanza se respetó que cada Compañía conservase
su Guión, pero cada Escuadrón debería ostentar un Estandarte con las especificaciones señaladas.

El nuevo Estandarte del Regimiento de Frisia 7o de Dragones no nos consta, pero muy probablemente era de seda carmesí con flecos blancos; en el anverso figuraban las armas reales y en el reverso el emblema regimental: un escudo de azur enmarcado en oro con 9 roeles o besantes de plata (ocho formando un círculo con un noveno en su centro), sostenido por dos leopardos dorados.

1749: El vestuario destinado para Frisia en este año consistía en:
Casaca amarilla con solapas, forros y vueltas rojas, dragonas de galón de estambre listado en amarillo, blanco y rojo; chupa roja con galón de estambre blanco en los bordes; botón dorado.
Calzón rojo
Botines de cuero abrochados con correas.
Capa azul con embozo de estameña roja.
Correajes de ante.
Pistoleras, mantillas y maletín de grupa de color rojo. El correaje completo de la silla y brida de cuero negro con hebillas y botones de metal dorado, y una cucarda de cinta de seda blanca y encarnada colocada en el lado izquierdo de la testera, bajo la oreja del caballo.

Las dragonas de los sargentos de hilo de plata con listas rojas, y las de los oficiales de plata; los sargentos usaban las bandoleras rojas con galones al canto de plata.

Se dispuso que los granaderos de Dragones llevaran, como distintivo, un galón de hilo de plata en las bocaman­gas, así como unos altos gorros provistos de frontalera con galón de estambre blanco y una granada llameante de latón, y manga del color de la divisa.

Se cambia el modo de llevar el pelo, que ahora se hace mediante 4 bucles y coleta, y empolvado. La vida media de los uniformes era de 48 meses.

1760: El reglamento de este año establece para los Dragones un uniforme similar al de 1718, siendo para Frisia:
Sombrero acandilado negro con galón y presilla blancas y escarapela roja.
Casaca amarilla con cuello, puños, solapas redondas y faldones recogidos rojos; chupa roja; corbatín negro.
Calzón rojo.
Capa amarilla con embozo del color de la divisa.
Guantes de ante sin manoplas.
Botas de montar y bocabotín blanco.
Ceñidor de ante con una chapa que cubre el gancho para sujetarlo; al lado izquierdo cuelga el biricú para la espada, sostenida además por dos tirantes cortos. Las cartucheras van terciadas del hombro derecho al costado izquierdo, pendientes de una correa de ante que forma cruz con otra que sirve de portacarabina y al que, por debajo, va adherida otra estrecha de la que pende el frasco cebador.
Tapafundas, mantillas y maletas de las monturas rojas, con ribetes amarillos; brida y correajes negros con hierros blancos; silla española; saco y morral de pienso de lienzo crudo.
Espada con empuñadura de hierro con taza, hoja ancha, recta y de dos filos en su último tercio, y con fiador del color de la divisa; carabina y pistola de arzón.

Los músicos seguían llevando los colores del uniforme contrapuestos a los de la tropa.

El pelo recogido con un bucle a cada lado, recogido detrás en coleta.

1763: Se sustituye el sombrero acandilado por una gorra de pluma (denominada para los sargentos “gorra de parada”). El uniforme queda compuesto por:
Gorra de pluma de fieltro negro y copa cilíndrica, con una larga cogotera de baqueta negra cayéndole por detrás, estando adornado su frente de una alta frontalera de felpa del mismo color, en cuyo centro tenía un escudo de latón con las armas Reales y algunos trofeos, junto con el lema de cada regimiento; visera ribeteada de galoncillo de estambre blanco y un plumero de cerda color rojo en el lado izquierdo.
Casaca amarilla sin solapas, con vuelta encarnada, chupa encarnada; botón dorado.
Calzón amarillo
Capa amarilla.

Se mantiene el sombrero con galón de hilo de oro para los Sargentos.

Los tambores visten uniforme azul con divisa roja con franja de la librea de la Casa Real y botón de latón.

1775: Las mantillas y tapafundas pasan a ser rojas con galón amarillo.

1777: Las mantillas y tapafundas pasan a ser amarillas.

1780: Se dispuso que las cartucheras fuesen forradas de paño rojo con escudo de armas Reales o el del Regimiento bordado en ellas, y un fileteado por el borde amarillo. Se adoptan también solapas rojas. Gorro de cuartel rojo, bordado de estambre el nombre del Regimiento. Vueltas de los faldones rojas.

1784:
Se suprime la gorra de pluma. Queda el uniforme compuesto por:
Sombrero de lana con galón de estambre blanco o amarillo, y escarapela encarnada de cerda.
Casaca de paño amarillo forrada de paño rojo, con solapa, y vueltas de igual paño; chupa roja; botón de latón.
Calzón rojo
Capa de paño amarillo con sus broches, forradas las delanteras de color rojo.
Mantilla y tapafundas rojas con galón blanco.
Camisa de lienzo blanqueado; corbatín de cinta de terciopelo negro de seda; medias de estambre o hilo.
Botines de suela fuerte con correas.
Gorro de cuartel de paño bordado de estambre.
Bandolera de ante con hebilla de latón; cartuchera con tapa de paño rojo, bordadas de estambre las armas Reales, o del Regimiento con sobretapa de badana. Cinturón de ante de espada con su hebilla de latón; portafusil de ante.
Gorra granadera para el soldado de esta clase.
Bolsa de Granadero.

Tambores, y Músicos:
Sombrero negro con escarapela.
Casaca de paño azul; chupa y vueltas grancé, forro de la casaca encarnado; guarnecida toda de franja de la Real Casa.
Calzón azul.
Camisas, corbatín, un par de medias.
Botines y zapatos negros.
Capa azul.
Cinturón blanco.
Caja de guerra y portacaja.

1785: El uniforme en este año estaba compuesto por:
Casaca amarilla con vuelta, solapas y puños encarnados; chupa amarillo; botón dorado.
Calzón amarillo.
Capa amarilla.
Las cartucheras pasan a llevar una cubierta lisa de cuero bruñido negro con las Armas del regimiento en metal.

1787: Se suprimen las solapas. Las mantillas y tapafundas continuaron siendo rojas, estando adornadas con un ancho galón de estambre blanco con dos líneas rojas, y en medio de ésta otra de color amarillo.

1792: El uniforme está compuesto por:
Sombrero de dos puntas con galón y presilla amarillos.
Casaca amarilla larga, con solapas sin ojales y cerradas hasta la mitad del pecho, cuello y vueltas del color de la divisa; chupa anteada.
Calzón anteado
Capa amarilla; guantes de ante con manopla flexible.
Botas altas de cuero negro y bocabotín blancos; espuelas de espiga recta y estrella de 8 puntas.
Fornituras blancas
Paños de las monturas rojos con galón blanco; silla española, rendaje negro con cucardas rojas y hebillas doradas; bocado y estribos de hierro bruñido.

Se suprimen los bucles y polvos en el peinado, que conservó la coleta, y se cortó el cabello a cepillo por la parte superior, dejando unos mechones hasta media oreja a los que se llamó “patillas”.

1796: El 27 de febrero un nuevo reglamento de uniformidad dispone para Villaviciosa:
Sombrero negro de tres picos.
Casaca amarilla con solapas del mismo color, cuello, vueltas y vivos blancos; forros de color encarnado; chupa anteada; corbatín negro; botón blanco con el nombre del Regimiento.
Calzón anteado.
Capa amarilla.
Botines altos de paño negro.
Mantillas y tapafundas amarillas con galones blancos para la tropa, de plata para los sargentos y también de plata para los oficiales, pero del doble de anchos.

1800: El 9 de junio se señaló a los Dragones un nuevo uniforme, siendo para Villaviciosa:
Casaca y cuello verde oscuro; solapa, vuelta y vivo azul celeste fuerte; forro encarnado; chupa anteada; botón blanco con el nombre del Regimiento.
Calzón anteado.
Capa verde oscuro.
Paños de las monturas azul celeste fuerte galoneados de blanco.

En una nota de Diego Godoy al Secretario de Guerra de 7 de noviembre se propone un cambio de uniformidad para los regimientos de Villaviciosa y Sagunto: “…siendo tan oscuro el color verde de las casacas, y de este mismo los cuellos de los Regimientos de Villaviciosa y Sagunto, resultan bastante muertos estos dos vestuarios, y que por la misma razón se confunden, por la espalda, con los del paisanaje, o distinguen muy poco a corta distancia; …me parece podrían mejorarse los uniformes de los Regimientos de Villaviciosa y Sagunto, señalando al primero de estos Cuerpos el cuello encarnado y al segundo el amarillo limón”. Una nota al margen dice: “Hágase como dice el Inspector”.

Sin embargo, en los Estados Militares de 1801, 1802 y 1803 no se recoge este cambio de uniformidad de los regimientos de Dragones, así que es muy probable que estos uniformes nunca se llevaran, al menos de manera generalizada1.

En 1803 se produjo una reorganización de la Caballería en la que desaparecería el Instituto de Dragones.

Una Orden de 23 de junio establece en cada Regimiento de Dragones un Timbalero y un Trompeta por Compañía, en lugar de los Músicos y Tambores que han tenido hasta ahora y que quedan suprimidos, incluso el Tambor mayor. Por Real orden de 2 de julio se les asigna un uniforme compuesto de casaca y capa encarnada, cuello, solapa y vuelta verde oscuro, forro, chupa y calzón anteado, y botón blanco con el nombre del Regimiento.

1802: El 12 de agosto se aprueba el Reglamento de Caballería por el que desaparecen los Regimientos de Dragones, siendo convertido Villaviciosa en Regimiento de Cazadores con el siguiente uniforme:

Casco de suela negra con visera y cogotera ribeteadas de latón amarillo, del mismo metal el escudo que tenía en el centro con el nombre del Regimiento, cimera de piel de oso negro y plumero de cerda encarnada.
Dolman verde esmeralda oscuro, guarnecidas sus costuras con galón de plata los oficiales y blanco las demás clases, dos hileras de botones blancos de cabeza de turco en cada delantero y otra hilera de botones de la misma especie, o más grandes, en el centro, de modo que abrochado presente 5 hileras de trencillas blancas, forro de lienzo blanco con bebederos y refuerzos de valdés encarnado; vuelta y cuello encarnados con galón en éste, y en sus dos extremos bordados en blanco o plata según las clases, un sable y una palma enlazados.

Chaleco sin mangas y faltriqueras, de ante o paño anteado con 3 hileras de botones como los del dolman y mayores también los de la hilera central para los oficiales, sargentos y trompetas, las demás clases lo abrocharán con ojales.

Pantalón de paño verde esmeralda oscuro forrado de lienzo crudo, con vivos encarnados y escusones blancos, portezuelas con galón; botones de arriba abajo por la parte exterior y cuchillos de estevado para proteger la pernera del roce contra la silla.

Capote verde esmeralda oscuro con esclavina, cuello encarnado, aberturas a los costados, sobremangas que las cubren y botones de arriba abajo.

Gorro de cuartel de hechura de manga verde y encarnada la pala, poniendo en ella por medio de una cifra bordada el nombre del Regimiento.

Medias botas con espuelas postizas, y guardapolvo.
Cordón de sable verde y encarnado. Cartucheras de baqueta negra y correajes blancos. Silla a la húngara y arneses negros; paños de la montura verdes con galón blanco. Armamento, una pistola por plaza y sable. El pelo cortado y sin empolvar.

Cinturón de ante con tirantes, gancho, hebillas y botones de metal; canana de baqueta de color avellana que se sujetará a la boca del estómago con una correa; portatercerola de ante para echarla a la espalda.

Sable corvo con guarnición de latón y vaina forrada del mismo metal; 2 pistolas y tercerola por plaza de soldado, cabo y carabinero.

El vestuario de los sargentos como el de la tropa, pero de mejor calidad; las charreteras de seda o de estambre encarnado sin mezcla de ningún otro color; igualmente de seda el galón de las mantillas y tapafundas, y la guarnición del gorro de parada. Todos los individuos usarán coleta, guardando el bigote desde la de soldado a la de sargento inclusive.

El vestuario de los trompetas y timbaleros estaba compuesto de:
Dolman encarnado con cuello y vueltas amarillo limón; chaleco verde; faja de estambre verde con bellotas encarnadas y borlas del mismo color.

Pantalón encarnado con vivos amarillos.
Capote encarnado con cuello amarillo.
Gorro de cuartel con manga encarnada y pala verde.
Aderezo de sus caballos encarnado; cordón de sable verde y amarillo.

En esta Real Orden se establece para los oficiales, fuera de los actos de presentarse a caballo con su Regimiento, una casaca larga con el cuello bordado de palma y sable, solapa corta y sesgada, con carteras y faltriqueras en los pliegues, siendo el corte de la divisa guarnecida de galón como el de las mangas del dolman, y forro blanco. Con esta casaca llevan sombrero sin galón, con cordoncillo en la armadura y presilla y galón de plata, con escarapela y plumero.

En 1807 la prenda de cabeza pasa a ser un chacó troncocónico invertido (la parte superior más ancha que la inferior) de paño negro, con visera de charol negro, al frente llevaba en una placa metálica de latón blanco (plata para oficiales) con letras de relieve con el nombre del regimiento, y al lado izquierdo una escarapela roja, abotonada con cinta de plata, que sujetaba un plumero rojo, además llevaban otros alamares de hilo blanco pendientes del chacó. La 1ª Compañía era la Compañía de Preferencia, y para distinguirse llevaban un colbac con manga roja, con un vivo blanco, y una borla del mismo color.

1805: La Real Orden de 10 de abril reorganiza la Caballería y da nuevos uniformes, volviendo Villaviciosa al instituto de Dragones:
Casaca larga de color amarillo limón, con barras y forro encarnados; vueltas, portezuelas, solapa, cuello, carteras verticales y vivos verdes; cuello, vueltas, portezuelas y solapa ribeteadas de vivo blanco; botoneras de hilo blanco en cada ojal de la solapa; en ambos lados del cuello un sable y una palma blancos cruzados, bordados en hilo blanco; botones plateados con el nombre del Regimiento, de los cuales hay 4 en cada portezuela, 4 en cada cartera, 7 en cada lado de la solapa, 2 en la cintura y 1 en cada hombrera.

Chupa de paño amarillo.
Calzón de paño amarillo.
Capote amarillo limón, con el cuello o embozo verde.
Sombrero bicornio negro con galón de estambre o hilo blanco para la tropa y de plata los oficiales, con cordones de lo mismo y galoncillo en su apunte y presillas, no tan alto como el de la Caballerí­a de Lí­nea, botón blanco y escarapela roja en forma de lazo; se llevaba en sentido transversal (“en bataille”).
Polainas negras de cuero con espuela; bocabotín blanco.
Cinturón de ante blanco por debajo de la casaca, con 2 tirantes blancos para el sable; bandoleras de ante blanco, una con cartuchera negra y otra con portacarabina, si bien los fusiles iban colocados con la culata hacia delante y cogidos por el cañón al arzón de la silla por una correa.

Mantilla amarillo limón con esquinas redondeadas, tapafundas y maletín de grupa de paño amarillo con un ancho galón blanco y vivo encarnado. Silla de cuero natural y arreos de cuero negro.

Armamento: Sable recto con empuñadura de metal blanco y vaina de cuero negro con refuerzos de metal blanco; carabina; 2 pistolas en el arzón.

El cabello al natural, pero con coleta y lazo negro.

Los Oficiales usaban uniforme como la tropa, en tela más fina, diferenciándose solo en las vueltas, que llevan una portezuela adornada con 4 botones y con vivo como el de la vuelta; charreteras de plata, más los galones de plata en las vueltas para los jefes.

Los Trompetas usaban casaca encarnada con forro y vivos amarillos en bolsillos y hombreras; cuello, vueltas y solapas verdes con sus correspondientes galones blancos; cuello con vivo blanco. Chaleco o chupa y calzón amarillos. Capote encarnado con cuello amarillo. Mantilla y tapafundas encarnadas con galón blanco, y el resto como el Regimiento.

A pesar de esta Real Orden de 10 de abril, Villaviciosa continuará al menos hasta finales de 1809 uniformado como Cazadores, combatiendo en Dinamarca y en los dos primeros años de la Guerra de Independencia así vestidos.

1806:
Se dispone que todas las tropas lleven el pelo corto.

ESTANDARTE

Tras la reforma del 28 de octubre de 1765, el Regimiento toma el nombre de Villaviciosa como conmemoración de la batalla del mismo nombre en la que participó este Cuerpo de una manera tan destacada.

Se le otorga entonces un nuevo escudo que consistía en un león de gules, puesto de frente, sobre trofeos de guerra, con una espada empuñada en la mano derecha y un cetro en la izquierda; sobre la cabeza en el aire una corona de laurel; bajo el todo una cinta con la leyenda: Leo Villaviciosae victor et vindex (El león de Villaviciosa, victorioso y vengador); era sostenido, como era norma, por 2 dragones alados. Cuatro de las ocho banderas que se veían entre los trofeos de guerra eran inglesas.

Recibe entonces un guión farpado carmesí bordeado en fleco de oro, propio de los Regimientos de Dragones. En el anverso se ven las armas reales y en el reverso aparece el nuevo emblema de guerra del Regimiento.

1814: El uniforme que viste el Regimiento al final la Guerra de Independencia estaba formado por:

  • Casaca amarilla con divisa roja; chupa amarilla; botón dorado.
  • Calzón amarillo.
  • Capa amarilla

La Circular del Ministerio de la Guerra de fecha 1 de diciembre a la Caballería un nuevo Reglamento de uniformidad, siendo para el Villaviciosa 5º de Dragones, uno muy similar al entonces usado:

  • Chacó negro, con galón blanco y chapa plateada.
  • Casaca amarilla con vueltas encarnada, en el cuello bordado el emblema de Dragones; chupa amarilla; botón dorado.
  • Calzón amarillo.
  • Botines y polainas de cuero negro.
  • Capa amarilla.
  • Correajes blancos.

Con estos uniformes se vuelve estéticamente a la uniformidad del reinado de Carlos III, pues se recuperan los colores de casaca y divisa para cada uno de los regimientos existentes en aquel reinado.

Por otra parte es difícil que estos uniformes se usasen en algún momento, porque además del estado de bancarrota en que se encontraba el país, seis meses después se modificó tanto el reglamento como la uniformidad.

1815: La RO de 20 de febrero prohíbe el uso de pendientes a todas las clases sin excepción, pero restablece el permiso al uso del bigote a toda la Caballería. El pelo se lleva corto y las patillas solo pueden rebasar ligeramente el extremo de la oreja.

El 1 de septiembre se publica una comunicación del Ministerio de Guerra en la que se describen los uniformes de los distintos Regimientos, siendo el de los Dragones de Villaviciosa el siguiente:

  • Casco de cuero negro con adornos dorados, cimera negra de piel de oso de estilo inglés y plumero rojo.
  • Casaca corta amarilla con alamares blancos, cuello y vueltas verdes; vivos, forro y barras rojas, dragonas metálicas doradas; botón blanco; el número del Regimiento va en el cuello.
  • Pantalón de parada blanco; el de montar gris con franja roja, refuerzos interiores y falsas botas de cuero negro.
  • Capote gris.
  • Correajes blancos.
  • Mantilla gris con galón rojo.

Los trompetas vestían casacas encarnadas con barras y vivos amarillos (colores trocados con los del Regimiento) con cuello y vueltas del mismo color que el resto del Regimiento.

1818: Con fecha 3 de enero hay una propuesta del Inspector de Caballería al Ministro de la Guerra en la que manifiesta la conveniencia de suprimir los adornos costosos, para conseguir el máximo ahorro para el erario. El Rey lo aprueba por una RO de 15 de abril que variaba totalmente los uniformes siguiendo una tendencia de simplificación y economía, ya que todos los Regimientos son vestidos de igual colorido, y se eliminan los ojales.

Para los Dragones quedó así:

  • Chacó negro.
  • Casaca amarilla sin solapas; cuello, vueltas, forro y vivos de color carmesí; botón blanco; en éste y en el cuello de la casaca el número del Regimiento.
  • Chaqueta de cuartel amarilla, con cuello y vuelta carmesí.
  • Pantalón gris oscuro.
  • Capote gris con cuello carmesí.
  • Borceguíes o media bota.
  • Chabrac de piel de carnero con franja carmesí.

Los trompetas: casacas carmesí sin solapa; cuello, vueltas, vivos y forro amarillos; chaqueta de cuartel carmesí con cuello y vueltas amarillos. Las demás prendas como el resto del Regimiento.

Este reglamento no llega a aplicarse del todo. Un mes después, mediante un Real Decreto de 1 de junio, se reestructura todo el Ejército. Se reduce el número de Regimientos y los Institutos de Dragones, Cazadores y Húsares, unificándose en uno solo de Caballería Ligera. El Estado militar de 1819 nos revela que los regimientos de Caballería Ligera utilizaron el prescrito para los Cazadores, y que estaba formado por:

  • Chacó negro.
  • Casaca corta verde esmeralda oscuro sin solapa, con cuello, vueltas, barras y vivos de color amarillo limón; botón blanco de cabeza de turco, en éste y en el cuello de la casaca el
  • número del Regimiento. Los Oficiales usan casaca larga en lugar de la corta.
  • Chaqueta de cuartel verde con cuello y vuelta amarillos.
  • Capote gris con cuello amarillo
  • Pantalón gris oscuro.
  • Borceguíes o media bota.
  • Chabrac de piel de carnero con franja amarilla.

Trompetas con casaca corta sin solapas de color amarillo limón; barras, cuello, vueltas y vivo verdes; chaqueta de cuartel amarilla con cuello y vuelta verde. Las demás prendas como el resto de la tropa.

1821: Por RO de 20 de septiembre se disponen nuevos uniformes, y se unifica el color de los trompetas con el de sus respectivos Regimientos. El de la Caballería Ligera quedaba compuesto por:

  • Chacó con plumero encarnado y cordones blancos. Gorro de cuartel verde con vivos carmesí.
  • Casaca corta verde oscuro con cuello, vuelta y vivos carmesí, forro encarnado, en el cuello de la casaca el número del Regimiento; dos cornetas blancas en cada faldón, hombreras de metal dorado; botón blanco de cabeza de turco con el número del regimiento
  • Pantalón de montar gris con refuerzos interiores; para gala otro del mismo color pero con dos tiras laterales de color carmesí sobre las costuras.
  • Media bota con espuela clavada.
  • Capote gris con el cuello verde.
  • Chaqueta de cuartel con los mismos colores de la casaca, salvo las vueltas que serán verdes con vivos carmesí; oficiales levita.
  • Guantes de ante con manopla pequeña.
  • Cartuchera grande para 30 cartuchos con el número en la tapa y bandolera de ante.
  • Chabrac verde con vivos blancos y el número del Regimiento en las puntas de atrás; maleta redonda.

1822: El 1 de abril se modifica ligeramente este reglamento, recuperando los trompetas los colores truncados y sustituyendo el botín por un zapato ruso.

1823: El 17 de marzo se autoriza a los regimientos de Caballería ligera a llevar una faja de punto de estambre o seda (oficiales) de color carmesí y amarillo.

1824: La Caballería Ligera, fue uniformada con:

  • Chacó cónico muy alto de paño negro, con imperial, cogotera y visera recta de suela negra; cinta blanca de estambre en el borde superior del chacó; escarapela y presilla encarnadas; escudo de Armas Reales y carrilleras de latón; pompón de estambre blanco con plumero encarnado.
  • Casaca corta lisa de paño azul celeste, con cuello, puños, barras, vivos y vueltas encarnadas, botón blanco de “cabeza de turco” con el número del Regimiento, y al final de cada faldón dos cornetas bordadas en hilo blanco; en el cuello el número del Regimiento en metal blanco; dragonas de metal dorado. Corbatín de suela negra.
  • Pantalón ancho y liso de paño azul turquí con vivo grana, refuerzos y falsas botas de cuero negro.
  • Capote con capucha azul celeste. Guantes, sin manopla, de ante amarillo.
  • Borceguí con espuela fija recta de cinco puntas.
  • Correajes de ante blanco.
  • Mantilla del caballo azul oscuro con galón grana con las letras “LS” (Ligeros) entrelazadas; la silla se cubría con un chabrac de piel negra con galón grana; maleta cilíndrica celeste con galón blanco y el número del Regimiento.
  • El armamento quedó constituido por sable modelo 1815, pistolas de arzón y carabina modelos 1822 y 1825.

1835: Se cambia el color y otros detalles de la uniformidad, y todos los Regimientos son armados de lanzas con banderolas de los colores el uniforme (amarillo arriba y verde abajo). El nuevo uniforme para la Caballería Ligera fue el siguiente:

  • Morrión con copa y visera de baqueta, más ancho de arriba que de abajo, con galón de hilo blanco del llamado de panecillo alrededor de la copa, del ancho de 21 líneas y tira de charol en la parte inferior; escarapela roja en el centro del frente; presilla y carrilleras de latón, y al fin de aquella un botón dorado con una corneta estampada; pompón de estambre verde botella con centros de charol negros al frente y a la espalda, y en ellos el número del Regimiento sobrepuesto de metal amarillo.
  • Casaquilla verde botella sin solapa, abrochada con 10 botones en una hilera; cuello y vueltas del mismo color y de hechura triangular; vivos amarillos; faldón unido con vuelta a la polaca amarilla, y 8 botones, 3 a lo largo de cada latiguillo, y uno en la esquina de la vuelta, que forma la barra polaca; sobrepuesto amarillo en el cuello, que debe ser bajo, y abrochado con 3 corchetes; en el cuello el número del Regimiento (del 1 al 7, luego al 81); dragonas de chapa de latón con vivo de paño amarillo; botón blanco de cabeza de turco, y en el centro el número del Regimiento.
  • Corbatín negro de suela con vivos del mismo color.
  • Chaqueta de cuartel verde botella, de igual hechura que la Caballería de Línea; sin bolsillos con cuello, vuelta y vivos amarillos; 10 botones por delante en una hilera.
  • Gorra de cuartel de paño verde botella guarnecida de tira de paño, borla y corneta de estambre de color amarillo.
  • Pantalón de gala grancé, del ancho regular, con una tira de paño verde botella de 3 dedos de ancho sobre las costuras de los lados, trabillas de cuero negro; para montar del mismo color con cuchillos y sobrebota de piel de cabra, y trabillas iguales a las del pantalón de gala, pero sin tira a los lados.
  • Capote verde botella, cuello del mismo color con sobrepuesto y vivo amarillo en él; broche de alambre fuerte de hierro, y 11 botones, 5 en el cuerpo y en 1 en la aleta derecha.
  • Botas y espuelas.
  • Cartuchera con correaje de ante blanco y hebillaje de latón; cinturón de ante blanco con chapa de latón, una corneta estampada en la misma y en su centro el número del Regimiento.
  • Maleta y chabrac del mismo paño verde, guarnecido de amarillo.
  • Morral de lienzo blanco para el pan, con una bandolera igual a la de la cartuchera, formando con ésta cruz en el pecho.
  • Sable de Caballería Ligera modelo 1825 con vaina de hierro y guarnición de metal amarillo; cordón de ante con borla de lo mismo; lanza con banderola roja y amarilla.
  • Caparazón de piel de cordero negro con vivo dentado, mantilla verde botella, los dos con tiras y ribete amarillos. Maleta de paño verde botella, de hechura ovalada con tira de paño amarillo alrededor de los témpanos; en estos y en la tapa vivos amarillos. Bolsas de pienso de lienzo blanco.

No dicen nada los “Estados Militares”, tal vez el Escuadrón de Madrid llevase en los botones las letras “EM” entrelazadas”.

El uniforme de los Oficiales es igual al de la tropa, con la diferencia de que en el morrión de estos es de seda y terciopelo lo que en el de aquellos es de hilo y charol, y de esta clase la copa y visera, diferenciándose además en el corbatín de terciopelo negro con vivo de charol del mismo color; cartuchera con correaje de charol negro, cinturón de charol negro con chapa de latón sin dorar con corneta de plata sobrepuesta en medio y el número del mismo metal en su centro. Cordón de gala de seda verde botella con bellota del mismo color, y para diario de charol negro, de la misma figura, arreglados ambos a los modelos. Sable con vaina de hierro y guarnición de metal amarillo sin dorar, y de la figura del modelo aprobado. Charreteras de plata, y la figura de la pala como las hombreras de tropa guarnecida aquella de cordón grueso de alambre de plata con puente de latón amarillo; fleco de hilillo de plata.

Los Oficiales para diario, o cuartel, vestían levita de paño verde botella sin carteras, que llegaba hasta dos dedos más abajo de la rodilla, con cuello de igual color abrochado con 3 corchetes y sobrepuesto amarillo, solapa estrecha recta con dos carreras de 7 botones, colocados a igual distancia, y vueltas redondas, 2 botones en cada manga, 2 en el talle, y uno al final de cada bolsillo. Gorra de copa ancha de paño verde con visera y barboquejo de charol negro, guarnecida de galón de plata alrededor de la copa por su parte inferior. Caparazón blanco y mantilla y maleta verde botella, los tres con ribete amarillo.

1838: Las Compañías de Tiradores de la Caballería Ligera quedaron uniformadas como el resto, pero con chacó negro con llorón de cerda verde con pie encarnado en vez del pompón, y gorro de cuartel verde botella con contrastes amarillos con tira alrededor de la cabeza, vivos y botón amarillos, este último formado con cordoncillo y en el centro de la copa.

El cordón de gala de la espada de oficiales pasa a ser plano, con borla de seda verde botella, y para diario de charol de la misma figura. La gorra de cuartel de los mismos es ahora de copa ancha de paño verde botella; visera y barboquejo de charol negro, guarnecida de galón de plata alrededor de la copa por su parte inferior, y por la superior con un cordoncillo del mismo metal.