A veces el camino es silencioso, tanto que puede parecer que el paso se ha detenido, que se anda lento, que no se avanza. A veces el camino no es fácil, sobre todo si se ha de alcanzar una cima, sobre todo si los medios al alcance son pocos.

A veces, la voluntad, el trabajo, la paciencia y la labor callada y humilde tiene recompensa.

Hace poco más de dos años que un grupo de antiguos soldados, Cabos primeros de remplazo y reenganchados, hoy civiles la mayoría, soñaron con devolver un poco de vida al León de Villaviciosa, conscientes del reto que planteaba crear una asociación de veteranos de un regimiento extinguido, conscientes de las dificultades que entraña que un grupo de civiles entrara en un terreno virgen al ser la primera vez que una iniciativa así parte de personas que ya no tienen relación con el ejército. Hace poco más de dos años, decidieron dar el primer paso.

En este camino hallaron muchos apoyos y aunque queda mucho camino por andar, muchas cosas que demostrar para ganarse el respeto de todos, se han alcanzado ya algunos logros que se muestran en las siguientes cifras:

Volviendo la vista atrás y viendo estas cifras comprobamos que a pesar de que pueda parecer que no se avanza, el camino es firme y seguirá adelante para hacer realidad muchos de los propósitos de quienes en su día soñaron con agrupar a todos los veteranos el Villaviciosa 14 que lo desearan para recordar y honrar el espíritu del León de Villaviciosa Victorioso y Vengador.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú