He de reconocer que me aparece la vena literaria y el título de este artículo tiene un cierto toque a novela épica de aventuras, tal vez incluso en la línea de El Señor de los Anillos de J.R.R. Tolkien. Pero vamos a dejarnos de literatura, que para eso ya tenemos a nuestro camarada de armas Miguel López Blancart, que ha editado un libro de poemas titulado «Quimera» y que os recomiendo a todos.

Hagamos un poco de memoria. A través de la red social Facebook, un grupo de antiguos soldados del RCLAC Villaviciosa 14, decidimos reencontrarnos en Madrid para vernos, recordar viejos tiempos, contar batallitas, darnos abrazos constantemente y emocionarnos a cada minuto. No solo añoramos los años de juventud, no solo brillan los ojos por los recuerdos traídos entorno a una mesa bien servida… es evidente que hay algo más, mucho más.

Nuestro nexo evidente es el RCLAC VILLAVICIOSA 14, pero ese Regimiento que recientemente alguien me definió como «el mejor Regimiento del Arma«, caló profundamente en nuestras conciencias, en nuestras vidas y en nuestros corazones. En «el mejor Regimiento del Arma» se nos inculcaron y nos calaron profundamente sentimientos de: caballerosidad, lealtad, servicio a la Patria, entrega, esfuerzo, sacrificio y hermandad. Todos estos principios deben ser considerados un éxito de la labor común de nuestro Regimiento, un éxito de los mandos y de la tropa. Un éxito de los que supieron liderar y de los que supieron obedecer.

Porque mandar no es un grito o una voz y obedecer no es agachar la cabeza. Ordenar supone estar preparado para organizar y obedecer es estar preparado para cumplir. La obligación y la devoción mutua de superior y subordinado, el leal hermanamiento entre hombres que están dispuestos a dar «hasta la última gota de su sangre» por la defensa de España, tal y como juraron al besar nuestra Bandera.

Desde el 3 de marzo de 2012, en que sin modestia alguna, reconozco que acertamos a poner los cimientos de la Asociación de Veteranos del RCLAC VILLAVICIOSA 14 hasta el día de hoy, hemos dado muchos pasos para poder ofrecer a la totalidad de aquellos hombres y mujeres que formaron en las filas de nuestro Regimiento, una oportunidad para reencontrarnos.

Sabemos que el Villaviciosa 14 ya no existe y que su historial permanece perfectamente bien custodiado en nuestra segunda casa, el RCR Farnesio 12, de cuya junta directiva formamos parte y cuyo coronel, don Fernando de Prat, nos ha nombrado en todos y cada uno de los actos oficiales a los que hemos asistido.

Pero quedaba una pequeña espina clavada entre todos los jinetes y amazonas del 14 de Caballería… esa espina era el acuartelamiento General Cavalcanti, donde tantas horas vivimos y convivimos. Nuestra antigua casa es hoy la base militar de la BRISAN (Brigada de Sanidad Militar) y a través de diversos contactos mantenidos, el mando de la unidad nos ha abierto generosamente las puertas del Cavalcanti para que los Veteranos del 14 podamos celebrar nuestro primer encuentro nacional.

He de decir públicamente y con el mayor de los agradecimientos, que el mando de la BRISAN nos ha otorgado un trato EXQUISITO y la acogida ha sido realmente para quitarse el sombrero. Desde el Blog Oficial debe quedar constancia de nuestra más profunda gratitud.

Queridos camaradas de armas, en un par de semanas os ampliaremos datos para que antes de finalizar el mes de mayo, ya sepáis los actos que vamos a realizar y los requisitos que debemos cumplimentar para acceder a nuestro acuartelamiento general Cavalcanti.

¿Qué nos lleva a este primer encuentro? Recordadlo siempre, por favor, los sentimientos de: HERMANDAD, DEL DEBER Y EL RECUERDO A NUESTROS MUERTOS.

El 3 de octubre, todos al Cavalcanti.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú